Escucha esta nota aquí

Vecinos de un barrio de Estambul (Turquía) aprendieron lengua de señas para comunicarse con Muharrem, un joven sordo que cuando se enteró de la sorpresa se puso a llorar de emoción.

El video, que sirve de campaña a la empresa Samsung y que contó con la colaboración de la agencia de publicidad Leo Burnett, tiene el objetivo de hacer más inclusiva la comunicación con personas con problemas de sordera.

La empresa de electrónica instaló cámaras ocultas a lo largo de un camino preparado para que el joven atravesara con ayuda de su hermana, Ozlem, y así captar sus reacciones.