Escucha esta nota aquí

Un día después de que el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, se burlara de la denuncia que presentó en su contra la dirigencia del Movimiento Demócrata Social (MDS), el fiscal general, Mario Guerrero, informó de que se desestimó la acusación planteada.

El pedido de investigación por los delitos de difamación, calumnia y malversación de fondos, presuntamente cometidos por García Linera, fue rechazado porque se encontraron algunas imprecisiones, aseguró Guerrero.

El proceso judicial contra el mandatario fue planteado luego de que circulara en varios medios de comunicación impresos una separata sobre el caso terrorismo, en la que se presenta las conclusiones de la comisión parlamentaria sobre el caso y las declaraciones de Mario Tadic, Elöd Tóásó y Juan Kudelka, cuando se sometieron a procesos abreviados, en los que reconocen haber participado de hechos vinculados a alzamiento armado en el país.

García Linera indicó que este documento fue pagado por el Ministerio de Comunicación y negó que desde su despacho se hubiera pagado dinero por esta publicación, aunque en la separata aparece el logotipo de la Vicepresidencia.

Por otra parte, los diputados por Unidad Demócrata (UD) en la Asamblea Legislativa Plurinacional solicitaron una petición de informe escrito a la ministra de Comunicación, Marianela Paco, para que explique en qué medios de comunicación fue publicada la separata del caso terrorismo.

La diputada cruceña Eliane Capobianco detalló que se pide a la ministra el costo económico de la elaboración de la publicación, además de los montos utilizados para su difusión mediática