Escucha esta nota aquí

477 personas resultaron intoxicadas en Cobija, capital del departamento de Pando. El incidente provocó la movilización inmediata de la ministra de Salud, Arina Campero, médicos del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (INLASA) y de los programas "Juana Azurduy" y "Mi Salud".

El reporte oficial indica que entre los afectados existen 37 personas adultas y 440 menores de edad, entre ellos uno que ingresó a terapia intensiva producto del severo cuadro que presentaba, aunque se señala que ya está estable. 

10 centros médicos, públicos y privados, tuvieron que abrir sus puertas para la atención de las personas, colapsando por semejante situación. Se sospecha que la intoxicación alimentaria se debió al consumo de alimentos infectados con bacterias.

Las personas que permanecen internadas son 159, luego de que pasadas las 10 de la mañana estallara la emergencia. Se sostiene que el periodo de incubación de la bacteria y el brote de los síntomas (fiebre, vómitos y malestar) se produjo en un lapso de dos horas. 

El alimento que consumieron todos los afectados es el desayuno escolar, consistente en un pedazo de pan, pollo y mayonesa, junto con un refresco de limón. Se derivó el caso a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para que investigue el origen del problema.

Hasta poco después del medio día colapsó el Hospital Roberto Galindo, mientras que centenares de padres de familia alarmados buscaban información sobre sus hijos. Profesores y personal administrativo del colegio Antonio Vaca Diez también fueron afectados.