Escucha esta nota aquí

Los trabajadores de salud de los centros de primer y de segundo nivel cumplen hoy un paro de 48 horas, exigiendo a la Alcaldía cruceña el pago del bono anual de vacunación para 133 trabajadores. 

Según Roberth Hurtado, máximo dirigente de los trabajadores de salud, la medida de presión se cumple en los 70 centros de salud que administra el gobierno municipal, además de los funcionarios del hospital Francés.

Ayer los huelguistas llevaron  a cabo una asamblea en la plaza El Canillita, donde Hurtado indicó que si no hay una respuesta favorable a su demanda, desde el lunes buscarán alianza con los trabajadores de los hospitales del tercer nivel y de las provincias para que se sumen al paro escalonado.

Hurtado explicó que desde hace ocho meses no se cancela ese beneficio debido a observaciones que se hacen en un informe de auditoría emitido por la Contraloría. Esto hizo que la Alcaldía decida congelar el pago, pese a que el Gobierno nacional y la Gobernación de Santa Cruz cancelaron el incentivo a los trabajadores. “Es un beneficio que nos hemos ganado los trabajadores y no puede ser que ahora no lo quieran pagar”, dijo Hurtado. 

A decir del dirigente, en todo el departamento cruceño hay al menos 3.003 trabajadores de salud que reciben el bono anual de vacunación.
El miércoles, el secretario municipal de Salud, Paúl Cortez, explicó que el pago del bono de vacunación está sujeto a un informe que debe emitir la Unidad de Auditoría Interna donde debe darse el visto bueno. Indica que si se paga el bono sin el debido respaldo las autoridades municipales pueden ser acusadas de malversación de fondos.