Escucha esta nota aquí

Al menos 43 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes murieron este sábado en tres ataques suicidas perpetrados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) cerca de la ciudad de Ramadi, en el oeste de Irak, informó a Efe una fuente de la seguridad.

Terroristas suicidas hicieron estallar tres coches bomba junto a
posiciones de las fuerzas gubernamentales en la zona del Kilómetro
Setenta, situada al oeste de la ciudad de Ramadi, capital provincial
de Al Anbar, la mayor provincia de Irak. El EI reivindicó los ataques a través de la agencia de noticias Amaq, asociada al grupo yihadista.

Por otra parte, la fuente de seguridad informó a Efe de que
al menos 53 terroristas del EI murieron en bombardeos efectuados por la aviación iraquí y la de la coalición internacional liderada por EEUU
sobre la zona de la Isla de Ramadi, al norte de la ciudad homónima.

Los ataques aéreos también provocaron daños en las bases de la
organización
y destruyeron varios de sus vehículos, según la fuente.
Irak vive desde junio de 2014 una cruenta lucha contra el EI, que
ese mes proclamó un califato en las amplias zonas de este país y de
Siria bajo su control