Escucha esta nota aquí

El doctor brasileño Wilson Rondó afirma que la carne roja es uno de los mejores alimentos que no debe faltar en la dieta diaria, desterrando así el mito de que es dañina para la salud. La afirmación de Rondó fue hecha a propósito de una visita que realizó a la capital donde brindó una charla denominada Mitos y Verdades sobre el consumo de la carne bovina y sus beneficios para la salud humana.

Según el galeno especializado en cardiología y nutrición, con el avance de la tecnología, de nuevos cuidados de la crianza y el sacrificio y la supervisión seria sobre la calidad del producto, se puede afirmar que la carne roja es hoy uno de los mejores alimentos para frecuentar la mesa. Dado que se trata de animales criados en libertad en el campo, alimentado de pastos, donde los Omega 3 se encuentra en abundancia. Esta carne es también más delgada que la de animales criados en confinamiento y alimentadas a ración.

“Cuando me interesé en el tema, dirigido por estudios e investigaciones actuales que muestran una nueva realidad, decidí profundizar mis conocimientos y entender que, nada de carne roja en la dieta, sólo tenemos que perder”, sostiene, agregando que hay excepciones, como en los casos de cáncer de próstata y el exceso de hierro.

Las personas, cuyo tipo metabolismo es adverso al consumo de carne, deben consumirla de forma moderada. “La carne roja es una de las fuentes más equilibradas de proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales se pueden encontrar”, añade.

Es rico en ácido fólico, esencial para la integridad de las células, así como hierro y zinc, nutrientes que son a menudo deficientes en niños adictos a la comida basura. También contiene grasas monoinsaturadas - el tipo que es bueno para el colesterol y la salud del corazón, al contrario de lo que se dice sobre la carne roja, remarca.

Su principal componente es el ácido graso omega 3 importante para la salud, inclusive para reducir los efectos negativos de la dieta actual, muy rico en ácidos grasos omega 6. Estos ácidos grasos son necesarios por el cuerpo, sino que debe estar en equilibrio para que las aprovechamos.