Mundo

MUNDO

Piden cárcel para Menem por el caso AMIA

El exmandatario afrontó otros juicios, uno de los cuales por venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia, causa en la que fue condenado pero evitó ir a prisión por sus fueros parlamentarios

El Deber Hace 12/22/2017 9:47:00 AM

Escucha esta nota aquí

La fiscalía pidió el jueves una condena de 4 años de prisión para el expresidente argentino Carlos Menem por encubrimiento en la investigación del atentado contra el centro judeo-argentino AMIA en 1994.  

Los fiscales solicitaron la pena más alta, 13 años de prisión, para Juan José Galeano, el destituido juez que llevó el caso del ataque durante la década de los años 90, imputado de prevaricato. En la explosión murieron 85 personas y 300 fueron heridas.

"Que vayan presos hará justicia después de tanto tiempo, 23 años de esperarla", dijo a la AFP Adriana Reisfeld, de la organización Memoria Activa que nuclea a familiares de las víctimas.

Menem, Galeano y otros 11 exfuncionarios de gobierno y judiciales están acusados de desviar la investigación, plantar pistas falsas y pagar sobornos para que un implicado atestigue en contra de inocentes, entre otros delitos.

"El exmandatario (y ahora senador) a través de su hermano Munir, instigó a Galeano a ocultar y demorar una pista que señalaba como sospechoso al empresario sirio Alberto Kanoore Edul (ya fallecido), que mantenía vínculos con la familia del expresidente y de su esposa, Zulema Yoma", dijo uno de los fiscales, Miguel Yivoff.

El atentado fue cometido el 18 de julio de 1994. Una explosión derrumbó el edificio sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en una zona comercial del centro de Buenos Aires.

El ataque no fue reivindicado, pero Argentina ha acusado a exgobernantes de Irán, entre ellos al expresidente Ali Rafsanjani, de preparar y ejecutar el ataque. Israel también acusa a Irán.


El expresidente de 87 años, encorvado y a paso lento, pero con la mirada firme, entró a la sala de audiencias sobre el final para escuchar el pedido de condena en su contra, observó la AFP.