Escucha esta nota aquí

Los chóferes del transporte público boliviano viajarán en las próximas semanas a fábricas de automoción de Rusia y Corea para conocer las ofertas de estos países con el fin de renovar sus vehículos, informaron hoy fuentes del sector.

Representantes de los conductores se reunieron este viernes con el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien les "invitó" a realizar este viaje ante la necesidad de reemplazar los vehículos con los que el sector opera en la actualidad, informó a periodistas el director de la Confederación de Chóferes de Bolivia, Ismael Fernández.

"Hay una propuesta de renovar con producto ruso y coreano. (El presidente) nos ha invitado a hacer una visita a las fábricas", refirió Fernández, quien afirmó que el sector necesita cambiar su "herramienta de trabajo".

El sindicalista no precisó la inversión requerida ni el número de vehículos que serán reemplazados, pero aseguró que el Gobierno dará al sector "la garantía para que podamos nosotros asumir esa propuesta" económica.

La visita a Corea será el 30 de enero, y a Rusia, el 10 de febrero.

Conflicto con los choferes


El encuentro con el presidente boliviano tuvo lugar durante el conflicto que atravesó en La Paz el sector, que exigía poder incrementar el precio del pasaje, a lo que la Alcaldía paceña se opuso con el argumento de que para aumentar las tarifas deben mejorar la calidad del ahora precario servicio que ofrecen.

Los miles de "minibuses" que circulan por la sede de Gobierno se encuentran muy deteriorados, no cuentan con medidas de seguridad y provocan numerosos accidentes por exceso de velocidad y maniobras imprudentes.

Este jueves decidieron no incrementar en 0,50 centavos sus tarifas y la Alcaldía desplegó personeros para evitar que la medida unilateral se ejecutara.