Escucha esta nota aquí

El atril vacío del candidato oficialista Daniel Scioli, el favorito para las elecciones presidenciales de este mes en Argentina, marcó este domingo el primer debate electoral en este país, donde los otros cinco aspirantes protagonizaron cruces moderados sobre economía, educación y seguridad.

Por primera vez en la historia de la democracia argentina, se realizó un debate presidencial con los principales candidatos a las elecciones del 25 de octubre.

Atendieron la convocatoria de dos horas de cruce de propuestas el alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, el exoficialista Sergio Massa, el peronista opositor Adolfo Rodríguez Saá, la progresista Margarita Stolbizer (centroizquierda) y el izquierdista Nicolás el Caño.

"Hoy lo que ha hecho Scioli ha sido una burla", lanzó Massa al pedir que se hiciera silencio en la sala cuando se le ofreció usar los 30 segundos que correspondían al político ausente.

Cada uno de los candidatos a su turno criticó al candidato oficialista calificándolo de "fantasma", como Stolbizer, y coincidieron en considerar su plantón como "una falta de respeto a la ciudadanía".

Los aspirantes a suceder a la presidenta Cristina Kirchner, en el poder desde 2007 y reelecta en 2011, fueron consultados sobre desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos, y fortalecimiento democrático.

Con un montaje similar a los debates de las campañas en Estados Unidos, el encuentro se gestó como una iniciativa plural, multisectorial y no partidaria y en la que fueron invitados a sentar las bases de su producción los seis equipos de campaña, según indicó la ONG Argentina Debate.

El cruce de propuestas en la facultad de derecho de la Universidad de Buenos Aires se convirtió en el tema más comentado en la red social Twitter, y fue transmitido en vivo por los principales diarios del país, La Nación y Clarín, así como por televisoras privadas. Sin embargo, la televisión pública no interrumpió su programación del torneo de fútbol local.

Pocas horas antes de este encuentro, Scioli dijo que "los debates toman muchas veces un tono de agresión y no corresponde eso con el espíritu de lo que espera la gente", justificó en declaraciones al canal América TV.

El domingo un nuevo sondeo mantuvo a Scioli como el favorito (38,6%) y con posibilidades de ganar en primera vuelta, al superar por más de 10 puntos al segundo, Mauricio Macri (27,6%), según la consultora Management & Fit Opinión. Sergio Massa, del Frente Renovador, tiene una intención de voto del 21,5.