El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, se encuentra de visita oficial en Atenas, donde se reunió este viernes con el viceprimer ministro de Grecia, Yanis Dragasakis y la presidenta del Parlamento de este país, Zoé Konstandopulu. Además tuvo un encuentro con organizaciones sociales de Grecia.

Inicialmente, el viceprimer ministro griego trasladó a García Linera los esfuerzos de Atenas para lograr un acuerdo con los acreedores en una reunión en que ambos políticos reafirmaron las buenas relaciones entre sus países.

Dragasakis destacó que la autoridad boliviana "mostró un especial
interés en lo que está sucediendo en Grecia y Europa, al tiempo que trasladó su apoyo a nuestro país y recalcó que los procesos relativos a Grecia constituirán un hito en el desarrollo de los asuntos europeos".

El ejemplo latinoamericano

Más tarde, en una conferencia en Atenas, el vicepresidente realizó un paralelo entre la actual crisis económica y social en Europa con la que América Latina atravesó hace 30 años y planteó una salida similar a la latinoamericana.

"Es posible otro mundo, es posible salir del neoliberalismo. Hace 30 años en América Latina sucedían cosas muy similares a las que suceden hoy en Europa: se privatizaron todas las empresas públicas (...), los recursos públicos y los recursos naturales; se quitaron derechos laborales y se cerraron las industrias. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) decidían la economía y el resultado es que perdimos 20 años de desarrollo", explicó.

A continuación, ante movimientos sociales griegos, García Linera recomendó no oír las recetas de esas entidades. "Por eso, los latinoamericanos sabemos lo que va a pasar si el FMI y el BM deciden las políticas para los países, y queremos que no se repita eso, la catástrofe que se vivió hace 30 años. Por eso, es que les decimos que no sigan ese camino. América Latina y Bolivia muestran que es posible otro camino, que es posible otro mundo", sintetizó.

"El futuro europeo está en Grecia"
?

Por su parte, el segundo mandatario boliviano afirmó, en un comunicado, que "en Grecia se está definiendo el futuro de la Europa progresista", pues aseguró que en función de las decisiones que tome el país "puede abrirse una nueva época de modificación de las políticas ultraconservadoras que han afectado la economía europea o, bien, puede cerrarse esta oportunidad de transformaciones".

El vicepresidente también expresó su apoyo a la presidenta del Parlamento griego, Zoé Konstandopulu.

"Bolivia acompaña las decisiones y la lucha del pueblo Griego contra los abusos y la extorsión de organismos financieros", señaló tras una reunión reunirse con la autoridad legislativa.

Este encuentro se produce en un momento crucial en que las negociaciones entre el Ejecutivo griego y las instituciones están
interrumpidas y tras el fracaso del Eurogrupo de ayer, el futuro del
país depende de la cumbre
y la reunión de ministros de Finanzas de
la eurozona convocadas para el próximo lunes.