El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, señaló que la denuncia de tráfico de influencias que implicaría al presidente Evo Morales, denunciado el miércoles por el periodista Carlos Valverde, sería un ataque furibundo y brutal de la oposición, en un momento en el que el país se apresta para vivir un referendo.

En entrevista con la TeleSur, la autoridad aseguró que ese tipo de acusaciones obedecen a una campaña de desestabilización que financia el Departamento de Estado de los Estados Unidos y ejecuta mediante operadores políticos, periodistas y Organizaciones No Gubernamentales (ONG"s).

"Las últimas semanas hemos sido víctimas de un ataque brutal, a través de medios de comunicación y la prensa, cuestionando al vicepresidente por el hecho de que no tendría libreta de servicio militar, que es absolutamente falso, o que el presidente haya gastado una fortuna en el corte de pelo o que tendría algún hijo no reconocido y que la madre estaría vinculada a una empresa china, mira ataques de esta naturaleza se están produciendo todos los días con un furor desmedido, no existe escrúpulo alguno", sostuvo.,

,

El miércoles por la noche el periodista Carlos Valverde denunció un presunto caso de tráfico de influencias que implicaría al presidente Evo Morales.

Valverde exhibió pruebas ante cámaras, como el certificado de nacimiento del niño nacido en 2007, supuesto hijo del mandatario con la auditora Gabriela Zapata Montaño, quien habría sido nombrada gerente comercial en la sucursal boliviana de la empresa China Camc Engeenering Co. Ltd., formada en "alianza estratégica" con el Estado Plurinacional.

De acuerdo con la información mostrada por Valverde, esa empresa estaría a cargo de varios de los más importantes proyectos del Gobierno en materia de carreteras y vías férreas.

Al respecto, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo que desconoce la denuncia, pero expresó su confianza en que no sea parte "del circo montado por la oposición".,

n
,

Por su parte el canciller David Choquehuanca manifestó: "Yo tengo que ser responsable y todos debemos ser responsables, no podemos reaccionar sobre dichos, primero debemos cerciorarnos, desde luego hay algunas noticias que lo sensacionalizan".