Escucha esta nota aquí

La Policía aún no ha podido dar con el paradero de dos antisociales que ayer ingresaron a un domicilio, ubicado en la calle Saucedo Sevilla, a robar. Pero, el acto delincuencial fue frustrado luego de que el propietario saltara de la segunda planta.

Tocaron la puerta y cuando el dueño de la casa abrió –relata el comandante departamental de la Policía, Sabino Guzmán– le encañonaron y le pidieron que los lleve hasta la caja fuerte. Ya en la segunda planta, el hombre los descuidó y saltó por la ventana.

Cayó sobre un techo de plástico y luego a una piscina sin agua por lo que se fracturó el tobillo. Sus gritos y su caída alertaron a los vecinos, que llamaron a la Policía e intentaron atrapar a los delincuentes. No obstante, los sujetos lograron huir.

Los antisociales usaban gorras de la Policía Internacional (Interpol) y tenían acento colombiano, dijo Guzmán. También agregó que, pese al rastrillaje que sus agentes hicieron por la zona, no pudieron aprehender a los atracadores.