Escucha esta nota aquí

El excandidato a la alcaldía de la ciudad de El Alto por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Édgar Patana, negó haber fugado del país, tras una denuncia que realizó una de las demandantes que le sigue un proceso por presunta extorsión.

"No tengo porque fugar de la ciudad del país, afrontaré los procesos que me siguen. Estoy en la ciudad de El Alto, realizando mis actividades normales y no sé de dónde salió esa versión sobre mi fuga", señaló el excandidato en entrevista con EL DEBER y anunció una conferencia de prensa para la tarde. 

Son tres las denuncias que pesan contra el político, una de la empresa constructora Terra Forte, que denunció al exalcalde de haber solicitado dinero para que sea beneficiada con la adjudicación de una obra de 11 millones de bolivianos; la empresa Centro de Estudios Americana, informó que Patana pidió 30.000 dólares para que sea beneficiado en otra licitación.

Además, la exejecutiva de la Fejuve, Luisa Mamani, denunció a Édgar Patana porque en su calidad de dirigente de la Central Obrera Regional alteña se benefició de recursos del TCP-ALBA, con los que adquirió un stock de 20 máquinas de costura.

Mientras que el abogado Eduardo León, que representa a las dos empresas, advirtió la posibilidad de fuga y solicitó al Ministerio Público emitir una orden de aprehensión, debido al cuantioso daño económico generado.