Escucha esta nota aquí

Concluidas las fiestas de fin de año, la movida del Carnaval arrancará con fuerza. Las actividades deben comenzar el viernes 8 de enero con el espectáculo Boulevar Carnaval, para inmediatamente dar pie a la primera precarnavalera que debe realizarse el sábado 9, a partir de las 19:30.

La normativa municipal que regulará las actividades tiene que ser aprobada por el organismo deliberante en la primera sesión de 2016.

La comuna, a través de diferentes interlocutores, sostuvo al menos ocho encuentros con los representantes de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC), con la finalidad de definir los alcances de la fiesta grande. Luego del incidente entre la reina Valeria Saucedo y la comparsa Pichones, la Alcaldía dijo que se encargaría de toda la organización.

Angélica Sosa, presidenta del organismo deliberante, señaló en aquella oportunidad que el gobierno municipal se encargaría de la organización del corso y de las otras actividades carnavaleras, en coordinación con la ACCC.

Esta posibilidad preocupó a los comparseros, que cerraron filas para que no se modifique la forma en la que hasta ahora se lleva adelante el Carnaval e incluso se conoció que si la Alcaldía insistía en su intención de convertirse en organizadora, la ACCC y sus afiliados se irían a otro municipio.

Joaquín Banegas, presidente de la ACCC, dijo que se llegó a un buen entendimiento con la comuna y que la ley municipal que se puede aprobar este lunes, será casi idéntica a la que rigió el Carnaval 2015, con la inclusión de una disposición en la que se deje claro que la comparsa coronadora no puede destituir a una reina presentada oficialmente, como sucedió con Valeria.

“Tenemos información de que este lunes se aprobará la disposición carnavalera 2016, ya que queda poco tiempo para solicitar los permisos a las diferentes secretarías municipales para iniciar las actividades del Carnaval”, expresó Banegas.

Carros más grandes
La ACCC envió a las autoridades municipales una carta pidiendo celeridad en la aprobación de la ley para el Carnaval 2016 y sugirieron algunos detalles nuevos, aunque se sabe que será igual a la que se aprobó para la fiesta de 2015.

Una de las sugerencias es que los carros para el corso sean de mayor tamaño, para darle más brillo. Las nuevas dimensiones que proponen son de 10 metros de frente por 6,5 de alto, algo más de un 40% de incremento con respecto al tamaño normado actualmente que es de seis metros de frente por cinco metros de altura.

Ya hay tres comparsas dispuestas a preparar carros alegóricos con esas dimensiones para el corso 2016