Escucha esta nota aquí

De acuerdo con el informe oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el padrón electoral preliminar para 2016 es de 6.525.971 de votantes en todo el país. Eso incluye los datos de los ciudadanos en el exterior.

La presidenta del ente electoral, Katia Uriona, informó ayer que el trabajo de depuración reveló que había 25.000 personas fallecidas que seguían figurando en el registro, algo que en pasados procesos electorales generó suspicacias.

El vicepresidente del TSE Antonio Costas explicó que la cantidad final de electores será presentada el 21 de enero, cuando se realice el sorteo de jurados y se termine la depuración en cada una de las regiones.

Los datos fueron difundidos en un informe del Órgano Electoral que se realiza anualmente. Dicho documento señala que esta cifra de depurados fue detectada de cara al referéndum por los estatutos autonómicos realizados en la pasada gestión.

En 2015, el padrón alcanzaba a 6.279.942 electores y la cifra hasta el 23 de diciembre era de 6.525.971, con un crecimiento del 3,91%, según Uriona.

Recursos
La vocal Dunia Sandoval informó que el TSE devolvió a las arcas del Estado la suma de 12 millones de bolivianos del presupuesto inicial de 50 millones que tenían para el referéndum constitucional; explicó que ejecutaron 38 millones en 2015.

La autoridad dijo que harán público el monto que tendrán para esta gestión una vez que el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas apruebe el presupuesto que solicitaron, aunque también explicó que el monto será inferior a los 170 millones que se gastó para octubre de 2015, cuando también participaron los bolivianos residentes en terceros países.

También devolvieron a las arcas de los municipios y las gobernaciones que realizaron referéndums por estatutos la suma de 6,7 millones de bolivianos que corresponden a los montos no ejecutados en ese proceso.

Veedores
Ayer ese conoció que la OEA designó al expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández, jefe de la misión de observación electoral que llegará antes de la consulta del 21 de febrero; mientras que el embajador de la Unión Europea, Timothy Torlot, sostuvo que queda poco tiempo para organizar una comisión de observación, casi descartando la medida