Escucha esta nota aquí

La Fiscalía egipcia prohibió hoy informar sobre el caso del asesinato del fiscal general Hisham Barakat, cometido el pasado lunes, hasta que concluyan las investigaciones al respecto, indicó la agencia estatal de noticias, Mena.

Esta prohibición afecta a todos los medios de comunicación nacionales e internacionales, salvo a las informaciones basadas en los comunicados oficiales difundidos por la Fiscalía General.

Esta decisión pretende proteger la integridad de las investigaciones y de la justicia, así como elevar el concepto de la soberanía de la ley, dijo a Mena una fuente de la Fiscalía.

El fiscal general murió el pasado lunes a causa de un atentado con coche bomba en el noreste de El Cairo, en el que resultaron heridas otras ocho personas.

Un joven reivindica el ataque 

Mahmud al Edua, de 23 años, fue arrestado el martes en un cibercafé de Guiza, en el oeste de El Cairo, y está siendo investigado por la Fiscalía General.

Barakat -de 65 años y que fue nombrado para el puesto en julio de 2013, después del derrocamiento militar del presidente Mohamed Mursi- presentó ante la justicia a miles de islamistas en estos dos años.

Ayer, el Gobierno egipcio aprobó varias remodelaciones legislativas relacionadas con la lucha antiterrorista para endurecer las medidas gubernamentales contra el terrorismo y acelerar los procesos judiciales contra las personas acusadas de estar implicadas en ataques terroristas.

Para que estos cambios pasen a formar parte del reglamento legal egipcio falta aún la aprobación del presidente del país, Abdelfatah al Sisi.

Aumentan los atentados en Egipto

Los atentados han aumentado en Egipto desde el golpe de Estado contra Mursi, aunque el blanco de estos ataques han sido principalmente hasta ahora los miembros del Ejército y la Policía.
Recientemente se han incrementado también las amenazas contra las autoridades judiciales. 
?