Escucha esta nota aquí

El Ironman World Championschip de Kona, en Hawái, se disputó el fin de semana con 2.500 triatletas, entre damas y varones, en las diferentes categorías. Bolivia tuvo una sola representante en este evento y fue Daniela Noya, quien ocupó el puesto número 61, en la categoría 30-34 años.

Daniela comentó que es la primera boliviana en la historia del Ironman en haberse clasificado para este evento en el que los competidores tuvieron que cumplir con 1,8 km de nado, 180 km de bicicleta y 42 km de carrera.

Nuestra compatriota llevó el numeral 2161 y para las tres pruebas empleó un tiempo de 12 horas y 23 minutos. De los 2.500 triatletas, el 75% eran varones y el 25% eran mujeres. “Es más difícil clasificar para una mujer porque hay menos cupos”, manifestó Daniela en contacto telefónico con DIEZ.

La cruceña radica hace cinco años en Chattanooga, que es la cuarta ciudad más grande del estado de Tennessee, en Estados Unidos, donde además de ser triatleta ejerce su profesión de higienista dental.

Se da tiempo para el deporte

De 33 años, casada y con dos hijas, Daniela se da tiempo para entrenarse a diario con miras a diferentes competencias. “Para el Ironman World Championschip de Kona me preparé durante 23 horas por semana aproximadamente”, dijo.

También recuerda que fue la primera representante nacional en el mundial del Ironman 70.3 en Austria, en 2015; y luego en el de Chattanooga, en 2017. Su carrera deportiva es ascendente, ya que practica triatlón desde hace cuatro años.

Este Ironman que pasó fue el tercero en el que participó Daniela Noya, ya que debutó en 2015, con un décimo puesto; y luego en 2017 logró la tercera posición, ambos eventos fueron en Estados Unidos.