Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, afirmó que su viceministro de Régimen Interior "quizá no tuvo que decir eso", en referencia a las declaraciones de Jorge Pérez en las que habla de fusilar a traidores del Movimiento Al Socilaismo (MAS).

Señaló que "hay que tener cuidado cuando se está en campaña electoral, cuando se están haciendo declaraciones públicas o cuando se está frente a una audiencia", en referencia a la filtración de la grabación.

 Además explicó que "hay que investigar" cómo surgen las grabaciones de reuniones internas de autoridades con las bases del Movimiento Al Socialismo (MAS). Según las declaraciones de Moldiz, se manejan dos hipótesis, la existencia de infiltrados o resentidos de la propia agrupación política. 

"Esta clarísimo que las cosas no salen de la nada y esto es el resultado o de una actitud de resentimiento interno dentro de una agrupación política o es el resultado del envío de gente para que haga esa tarea, vamos a ver. Hay que investigar", afirmó la autoridad en Palacio de Gobierno. 

Señaló que si se tratara de lo segundo, se trataría de un delito más allá de lo electoral y explicó que "no era mucha la gente que estaba con el viceministro (Pérez)", dentro de la reunión en la que habla de fusilar opositores al oficialismo en Tarija. 

Afirmó que se debe "identificar y establecer" las causas por las que se produce una filtración de estas características. Moldiz señaló que las declaraciones de Pérez "están fuera de contexto" y no constituyen coacción electoral. 

"Si se escucha el audio completo, lo que se está interpretando está fuera de contexto. Lo que se ha querido decir es que, si estuviéramos en un momento de revolución, como las que han existido en el siglo XX, una traición como esas se paga con el paredón, con el fusilamiento. Yo interpreto de esa manera", argumentó Moldiz. 

En la víspera, el propio viceministro denunció que la grabación es parte de una campaña del imperio orquestada por el exprefecto de Tarija y prófugo de la justicia Mario Cossio; mientras que la oposición presentó una denuncia al Ministerio Público por coacción electoral. 

Otros audios salieron de los supuestos insultos de la candidata del MAS en Oruro Rocío Pimentel al presidente Evo Morales y una anterior grabación reveló declaraciones del mandatario que destabacaba que la Cumbre del G77 en Santa Cruz sirvió electoralmente.