Escucha esta nota aquí

Teddy, un pequeño niño que vive en Tucson, Arizona (EEUU), ha vuelto a sonreir tras sufrir el peor momento que le tocó vivir en sus seis años de vida. Hace unos días su madre decidió celebrar su cumpleaños en una pizzería, pero ni uno solo de sus 32 compañeros asistió a la celebración. 

Sil Mazzini, madre de Teddy, había organizado la fiesta con bastante anticipación, ya que su esposo vive en otro estado y la idea era que asista al evento. Grande fue su sorpresa cuando llegado el momento no aparecieron los amigos de su hijo.

"Ya no voy a hacer más fiestas por un tiempo", dijo la decepcionada madre al medio local KNXV tras que se viralizara la foto que sacó una reportera en el lugar. La imagen lo decía todo: el niño solo junto a varias pizzas y 32 platos vacíos.

Sin embargo, el final de la historia fue feliz. La foto se hizo viral y conmovió a miles de personas en los Estados Unidos que mandaron cartas y regalos al pequeño. Además, equipos de fútbol y baloncesto enviaron entradas a la familia para que Teddy asista a los partidos, es el caso del encuentro que jugarán los Phoenix Suns frente a Los Ángeles Lakers de LeBron James. Entradas valoradas por encima de los 400 dólares. 

 

Esta semana también se hizo viral un caso parecido, en Nueva Jersey (EEUU), donde un niño de cuatro años llamado Evan también fue plantado por sus compañeritos en un local de comidas. En este caso, el buen corazón de los trabajadores del local hicieron que el pequeño finalmente tenga una celebración y sus esperados regalos.