Escucha esta nota aquí

El vocero de la Iglesia católica, Erwin Bazán, sostuvo que la salud del cardenal Julio Terrazas ha tenido una cierta mejoría, aunque lo que preocupa aún a los médicos es su alimentación y que están abocados a que suba de peso.

En su quinto día de recuperación, el prelado ha evolucionado y sigue recibiendo diálisis peritoneales y alimentado por sondas para administrarle los nutrientes que necesita para recuperarse bien. “La principal preocupación de los médicos es que aumente de peso y a ello están abocados”, explicó.

Durante la homilía, monseñor Sergio Gualberti agradeció a los fieles por elevar sus plegarias por la salud del cardenal Julio Terrazas.
“Agradezco a tantas personas que en estos días han orado por la salud de nuestro cardenal, y al personal médico, que con tanto cariño, disponibilidad y profesionalismo lo están atendiendo.

Gracias a Dios hay una mejoría; sin embargo, se necesita seguir orando para que él supere esta coyuntura delicada y podamos tenerlo nuevamente en medio de nosotros, gozando de su testimonio de fe y de su palabra iluminadora y profética”, concluyó.