Los duques de Sussex rompieron el protocolo al mostrar su gran amor durante el evento deportivo al que asistieron esta semana

En la Copa de Polo Sentable 2018 se enfrentaron el Sentebale St. Regis y el Royal Salute. Este encuentro busca recaudar fondos para donarlos a la fundación de Harry que apoya a los niños con VIH en Lesotho y Botswana.

El equipo del príncipe (Senteable), que incluyó al polista argentino Nacho Figueiras, se llevó la victoria de este año. Al recoger su premio, Meghan Markle decidió regalarle un beso a su marido como parte de su felicitación.

También, la pareja se demostró mucho cariño al caminar de la mano juntos y Meghan no dudó en acariciar tiernamente la espalda de su esposo en más de una ocasión.

Esta es la primera salida en la que muestran públicamente su amor desde su primer beso oficial a las afueras de la iglesia en la que dieron el gran 'sí'.

Años atrás (1987), los padres del príncipe, Lady Di y el príncipe Carlos, vivieron una situación parecida durante la premiación del Guards Polo Club al escaparse para compartir un tierno beso frente a las cámaras.