Representantes del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y del Banco Mundial (BM) han coincidido en que la fortaleza económica del país se basa en el ahorro de dinero en tiempos de bonanzas. Pero, advirtieron que se tendrá que luchar para sostener el crecimiento económico a largo plazo

Pablo Sanguinetti, jefe de Economía de la CAF, dijo este jueves que Bolivia tuvo la capacidad de ahorrar en tiempos de bonanzas, situación que le permitirá afrontar con éxito la crisis internacional que está generando la devaluación internacional del crudo.

“Bolivia está sufriendo un poco, como muchos de América, pero Bolivia tiene muchas reservas, ha sabido generar ahorros y tiene todas las chances de poder superar estos momentos”, afirmó Sanguinetti.

Augusto de la Torre, jefe de Economía del Banco Mundial, coincidió con Levy y destacó que el crecimiento de la economía boliviana; sin embargo, observó que el gran desafío  será sostener este nivel a largo plazo.

“Durante los buenos tiempo Bolivia adquirió ahorros altos. Es uno de los países que más ahorró en tiempos de bonanza, no malgastó sus recursos. Bolivia está como otros países percibiendo la disminución de sus ingresos porque cayeron sus exportaciones, en tal sentido su desafío no es que tan vulnerable se muestre, sino el crecimiento a largo plazo”, señaló de La Torre.

Las declaraciones fueron realizadas durante el encuentro de economistas que organiza la Asociación de Economía de América Latina y el Caribe (Lacea) en la universidad UPSA, de la ciudad de Santa Cruz, evento que cuenta con la participación de los premios nobel de Economía, Lars Peter Hansen (2013) y Peter Diamond (2010).