Escucha esta nota aquí

Un buen susto. La nominada al Oscar como mejor actriz de reparto, Regina King, estuvo cerca de ser aplastada por el jugador de la NBA, el camerunés Joel Embiid, durante el partido que ganó los Philadelphia 76ers por 126 a 111 ante los New York Knicks.

En su afán de recuperar el balón, el pívot de los Philadelphia realizó un saltó acrobático cerca de los primeros asientos del Madison Square Garden. El camerunés, de 2.13 metros de altura y 113 kilos, saltó por encima de King y rozó su cabeza en una acción donde no estaba lejos el comediante Tracy Morgan.

La actriz utilizó su cuenta de Twitter para referirse a lo acontecido: “Gracias a Dios y a Joel Embiid por tus habilidades atléticas. Crisis abortada", escribió.

El movimiento sólo dejó un monitor tirado y un aficionado que recibió todo el peso de Embiid, sufrir lesiones. Buena fortuna para King que asistirá ilesa a la gala de los premios Oscar, el próximo 24 de febrero.