Escucha esta nota aquí

El lío generado tras la aprobación de una ley que permite a los comerciantes informales asentarse por algunas horas en el predio de Pro Mayor en Barrio Lindo, ha provocado que los comerciantes decidan cerrar las puertas con candados para evitar que los informales ingresen al recinto en cuestión. Para este sábado no habrá atención al público en este sector.

La medida fue adoptada por los gremialistas tributarios que mantienen una vigilia y que han solicitado de manera pública se "congele" la medida impuesta por el municipio mientras se halle una solución con mesas de trabajo en la que participen todos los sectores involucrados.

Representantes de Pro Mayor ven la decisión del concejo como una solución "parche" que buscaba acabar con el conflicto de los "Mañaneros" pero que no se tomó en cuenta las consecuencias que esta atraería con su sector.

"No permitiremos que ellos ("Mañaneros") vendan acá porque este es un recinto por el cuál nosotros hemos pagado. Quieren colocarlos en espacios peatonales que perjudicarían el libre tránsito de las personas", dijo Franz Vargas, socio de Pro Mayor.

El Concejo Municipal cruceño aprobó una ley para reordenar la feria Barrio Lindo y trasladar a los "mañaneros" al interior del comercial Pro Mayor, La medida busca retirar de las calles a los informales para evitar que ocupen espacios públicos.