Escucha esta nota aquí

Desde que obtuvo una beca para cursar el bachillerato internacional en Hong Kong la vida de Ximena Purita Banegas Zallio dio un giro inesperado.

Tenía 17 años cuando salió del país para estudiar en el extranjero, y desde entonces hasta la fecha han transcurrido seis años, lapso en el cual ha tenido la posibilidad de conocer más de 30 países, en diferentes continentes, y de aprender cinco idiomas.

“Han llegado a sorprenderme con las diferentes culturas y tradiciones de los países que he conocido. Y también he llegado a cerciorarme de lo maravillosa que es nuestra tierra y nuestra cultura y lo poco que a veces las valoramos.

He cultivado amistades maravillosas y he aprendido que en nuestras diferencias se obtienen las mejores lecciones”, dice esta joven cruceña, quien recientemente participó del programa Semester at Sea, que le permitió estudiar todo un semestre en un crucero junto con 700 alumnos y explorar el Atlántico, recorriendo más de 15 países y 23 ciudades.

“He aprendido también el verdadero valor de la familia, si bien siempre fui querendona de mi familia, estando lejos llegué a comprender la importancia de la misma”, añade la joven.

Hace poco culminó las carreras de Relaciones Internacionales y Negocios y Gestión sin fines de lucro (Business & non-profit Management) en la universidad Earlham College, en Richmond, Indiana (EEUU).

Actualmente tiene planeado continuar estudios de posgrado (maestría enfocada en Relaciones Internacionales) en el extranjero y en el futuro retornar al país, “para contribuir a mi tierra con los conocimientos adquiridos”. Confiesa que desde niña sueña ser presidenta de Bolivia, meta que mantiene latente.

Danza, una de sus pasiones
Una de sus pasiones es la danza. La habilidad para bailar diferentes ritmos la ha demostrado desde que tenía tres años de edad. Estando en el colegio integraba el cuerpo de baile folclórico, participó de varios festivales como el Tentayape.

En dos ocasiones obtuvo el galardón como mejor bailarina del festival, además era una alumna destacada, por lo que tuvo el honor de portar la banda del colegio Mayor Santo Tomás de Aquino.

Su destreza en el baile le permitió representar al país en eventos internacionales realizados en México, Perú y Brasil. “Me encanta la música folclórica. Bailo desde chobena hasta tinku. No hay país en el que haya vivido y no haya llevado mi tipoi”, dice.

Cuando era adolescente, Ximena fue elegida Reina del Mundialito por la Academia Tahuichi y también fue parte de algunos programas de televisión como Unitoons y Código Fama. “Fueron experiencias bonitas y gratificantes”