Escucha esta nota aquí

El cuerpo de Johnny Quispe Paco, de 29 años, fue encontrado sin vida en una cuneta de un camino vecinal en la zona de Campo Víbora, en el municipio de Yapacaní. Investigadores del puesto policial de esta comuna y efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) hicieron el levantamiento del cadáver, el sábado al final de la tarde.

El cuerpo de Quispe estaba semidesnudo y tenía las manos amarradas. Las extremidades superiores estaban sujetas por un cinturón, no tenía zapatos y vestía una bermuda jean color azul. Los efectivos, luego de revisar a la víctima, encontraron en sus bolsillos su billetera, donde estaba su documento de identidad y su licencia de conducir.

Los restos del joven fueron retirados del lugar y llevados hasta el hospital municipal de Yapacaní, donde el médico de turno, Edilberto Cárdenas, señala en su informe que el joven falleció a consecuencia de un traumatismo en la cabeza producido por golpes con algún objeto contundente.

Las hipótesis
De acuerdo con las primeras pesquisas realizadas en el lugar, algunos vecinos indicaron que el cadáver de Quispe fue botado en la cuneta poco antes de las 5:00 del sábado 2 de enero, por una vagoneta, tipo taxi, que llegó hasta el lugar y luego de dejar el cuerpo huyó.

Los investigadores no descartan que se trate de un ajuste de cuentas por temas de narcotráfico, aunque también se puede presumir que el crimen fue a consecuencia de un linchamiento