Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales afirmó que las demandas que presentó el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) le causan risa y ratificó la calificación de política a la movilización que protagonizó esa región del país durante casi un mes. 

"Sus demandas me causan risa, nuestros programas son mucho más avanzados y vamos a seguir avanzando con los programas que tenemos para el departamento de Potosí", manifestó el mandatario en conferencia de prensa. 

El mandatario recordó que se perdieron cerca de 55 millones de dólares de una negociación que se tuvo con el Gobierno de Chile para que paguen el 50 por ciento del uso de las aguas del Silala, dinero que se perdió por la oposición de los cívicos. 

"El uso político hizo fracasar a esta movilización de Potosí y de verdad, pese a presiones, grupos violentos, comparto ese sufrimiento del pueblo potosinos. Estoy seguro que se darán cuenta, los últimos días ya no había paro", agregó Morales. 

Conoce más: El Gobierno abre posibilidad de diálogo

Se refirió a dos proyectos del pliego de 26 puntos de Comcipo, el aeropuerto y la instalación de una fábrica de cemento. Reiteró que ambos eran inviables y descalificó a los dirigentes por "engañar al pueblo potosino".  

"Yo les dije que consigan otro terreno para el aeropuerto. Había problemas climáticos, hay un choque de vientos y cuando yo salía casi el avioncito se lo llevaba como papel (...) Hay que invertir al menos 500 millones de dólares para la fábrica de cemento y no hay mercado. No iba a generar utilidades", detalló la autoridad.

Aseveró que no negociará con Comcipo porque esa es atribución de los ministros y explicó que "la instrucción desde adentro de la derecha" es desgastar su imagen, mostrando que no quiere negociar. Culpó a los cívicos de hacer mucho daño. 

También puedes ver: Potosí determina cuarto intermedio en protesta