Escucha esta nota aquí

Tras la absolución del gobernador electo de Santa Cruz, Rubén Costas, en el juicio por el referendo de 2008, y el pedido de los opositores Ernesto Suárez y Leopoldo Fernández para recibir un fallo similiar, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que respeta el dictamen de los jueces y deja la solicitud de los opositores a la justicia.

“Será decisión de los jueces (sobre Suárez y Fernández), eso no está en manos del vicepresidente. Un ejemplo, si la justicia estuviera manipulada por el Gobierno hubiera habido sentencia (para Rubén Costas)”, dijo Linera en una entrevista en El Mañanero de la Red Uno.

García indicó que la situación de la justicia es preocupante porque es lenta, es cara y no obra en equidad. “Es un padecimiento entrar a la justicia, acercarse a un tribunal ya huele a azufre a diez cuadras de distancia”, manifestó.

García adelantó que la anunciada Cumbre Judicial tendrá resultados hasta fin de año y espera que entonces la población se sienta más segura. “Las conclusiones se convertirán en ley o referéndum. Lo importante es que al finalizar el año tengamos una nueva justicia que nos haga sentir seguros y protegidos”, afirmó.

El vicepresidente dijo en reiteradas oportunidades que respetan la actuación de la justicia y los fallos que emite. “Nos mantenemos al margen, la justicia está manipulada por el dinero de las "coimas", de la propia corrupción de jueces y fiscales.

Elecciones subnacionales

El vicepresidente manifestó su decepción con la actuación del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en las elecciones subnacionales y lamentó que el MAS haya perdido en Tarija.

Estamos muy decepcionados del desempeño del Tribunal Electoral, es el Tribunal que se hizo cargo de las elecciones. Para bien o para mal hemos aceptado los resultados. En Tarija nos quitó a nuestro candidato”, expresó.

García Linera señaló que no se debatió en el Gobierno pedir la renuncia de los vocales, pero señaló que urge hacer cambios estructurales en la entidad.

“Está claro que el Tribunal tiene muchos problemas. No hemos debatido (la renuncia de los vocales) pero comparto el malestar y está claro que hay que tomar decisiones fuertes para restablecer el trabajo conjunto del Tribunal”, señaló.