Escucha esta nota aquí

Las 15 recomendaciones que realizaron diversos países de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para abolir el trabajo infantil no fueron aceptadas por Bolivia este miércoles, durante la sesión de aprobación del Examen Periódico Universal (EPU).

El Estado boliviano tampoco aceptó la sugerencia de la ONU para que "la edad mínima de empleo" sea de 14 años, según información recogida por la agencia de noticias AFP.

En julio de 2014, Bolivia promulgó la Ley que legaliza el trabajo infantil. En la norma, que fue consensuada con organizaciones de niños y jóvenes trabajadores, se autoriza el trabajo remunerado desde los 12 años "siempre que cuente con la autorización de los padres y de la Defensoría de la Niñez". 

Durante la sesión del EPU, Bolivia estimó que las recomendaciones respecto al trabajo infantil "están desactualizadas y no reflejan la situación vigente en el país".

El EPU es la revisión del conjunto de derechos humanos que todos los Estados miembros de la ONU deben someterse cada cuatro años y medio.

Los Estados deben "apoyar o tomar nota" de las recomendaciones. El "tomar nota" equivale a "no apoyar", es decir rechazar, según la doctrina de la ONU.

Periodistas y derechos humanos

Además, Bolivia no apoyó "velar por la protección de los defensores de los derechos humanos y los periodistas e investigar (...) los ataques dirigidos contra ellos".

El Estado boliviano no apoyó tampoco "modificar las normas jurídicas que nieguen o limiten los derechos de las personas en razón de su orientación sexual o identidad de género".