Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales, en el acto de entrega de un coliseo cerrado en la localidad de Entre Ríos, en Cochabamba, señaló que existe un grupo de la oligarquía chilena que sigue viendo a Bolivia como un país de salvajes e indios.

Agregó que cuando Bolivia plantea algún tema ante el sistema de Naciones Unidas, como ocurrió con la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Santiago amenaza con abandonar la instancia.

"En Chile nos ven como un país de salvajes, de indios. Cuando acudimos a La Haya, ellos (Gobierno chileno) querían escaparse. (…) Nuestro país es visto como un país de salvajes por un grupo de la oligarquía chilena", manifestó el Primer Mandatario.

Señaló que Chile ha reconocido históricamente y ha sido parte del Sistema de Naciones Unidas, pero que cuando Bolivia, en 2013 acudió a la Corte Internacional de Justicia en La Haya, para hacer conocer su demanda por una salida soberana al océano pacífico, en Chile se habló de desconocer la competencia del principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

"Cuando es una demanda, las Naciones Unidas ya no sirven (para Chile)", manifestó Morales.

La demanda

En 2013 el gobierno nacional oficializó la demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, señalando que Chile incumplió acuerdos formales, hechos por presidentes y cancilleres chilenos, en los cuales se negociaba un acceso soberano al mar.

Chile interpuso un recurso para que la Corte se declare incompetente que fue rechazado por esa instancia y deberá presentar una contra memoria a la demanda boliviana.