Escucha esta nota aquí

Una audiencia pública, similar a un juicio, caracterizará el proceso contra el vocal electoral Ramiro Paredes por festejar con militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). No existe fecha para el inicio del proceso, pero la autoridad ya fue notificada y comienzan a correr los plazos. 

"Vencido el término de prueba, la Sala Plena del Tribunal Electoral convocará al vocal procesado a audiencia, en el plazo de tres días hábiles, siguiendo los principios del debido proceso", indica el artículo 245 de la Ley del Régimen Electoral.

Se indica en la misma norma que la oralidad, publicidad, inmediación y contradicción marcará la sesión de Sala Plena de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La inasistencia del procesado no suspenderá la audiencia.

La comunicación oficial agrega que "la audiencia única, una vez instalada, será permanente, hasta que se dicte la respectiva resolución, la cual es definitiva e inapelable y deberá contar con la aprobación de dos tercios de los vocales en ejercicio".

Óscar Ortiz, senador de Unidad Demócrata (UD), junto con otros asambleístas, estará presente como denunciante, también asistirá la defensa del vocal Paredes y los medios de comunicación.