Escucha esta nota aquí

Los políticos opositores al Gobierno observan que con los procesos abreviados que la Fiscalía ha logrado con cuatro implicados en caso de supuesto terrorismo, ahora se comenzará un nuevo capítulo de persecución a la dirigencia institucional cruceña.

Tomás Monasterio, diputado por Unidad Demócrata, dijo sentirse preocupado por la actitud de quienes aceptaron ser culpables de terrorismo, aseveró que nunca hubo delito en este hecho y descalificó a la justicia, a la que calificó de extorsionadora.

La diputada cruceña Griselda Muñoz, de la misma tienda política de Monasterio, dijo mostrarse extrañada ante el cambio de discurso de los implicados en este caso y consideró que la aceptación de culpa que han hecho tiene que ver con un arreglo político.

“La persecución política no va a parar. Esa es una forma que tiene el Gobierno para mantener a todos al margen de cualquier acción”, apuntó la dirigente gremial, que ve en esta situación un mecanismo para amedrentar a la oposición cruceña.

Del otro lado de la balanza, la diputada masista Bethy Yañiquez (exjueza que conoció el caso de supuesto terrorismo), dijo que no es ético emitir una opinión sobre lo que está ocurriendo en el caso, sin tener detalles de las acciones jurídicas. Sin embargo, recordó que cuando tuvo el expediente del caso en su despacho como jueza cautelar de La Paz, ella encontró elementos de convicción suficientes para señalar que existía la probabilidad de que los implicados en este caso sean culpables.

Finalmente, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Castedo, dijo entender la desesperación por quedar en libertad que tienen los procesados, pero advirtió que las determinaciones que se están asumiendo terminarán por provocar acusaciones en contra de las instituciones cruceñas.

Abogados a la espera
Gary Prado y Álvaro Melgarejo, abogados defensores de cinco procesados en este caso, aseveraron que la situación de sus defendidos Gary Prado Salmón, Marco Antonio Monasterio, Zvonko Matkovic Ribera y Zoilo Salces, no cambiará e insistieron en reafirmar que sus clientes son inocentes.

“Lo que está sucediendo es una manipulación política para llegar a una condena”, expresó Prado, abogado de su padre, y de Monasterio y Salces.

Para Melgarejo, la inocencia de su cliente es una situación que no se discute y aclaró que los procesos abreviados que se están suscribiendo no perjudicarán en nada a Matkovic, joven que está preso en el penal de Palmasola