Escucha esta nota aquí

La petrolera británica British Petroleum (BP) anunció el jueves un acuerdo con la justicia estadounidense para pagar 18.700 millones de dólares en indemnizaciones por la marea negra del golfo de México en 2010, la peor de la historia de Estados Unidos.

"Cinco años después del accidente y marea negra de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, BP ha alcanzado acuerdos de principio para resolver todas las demandas federales y estatales", dijo BP en un comunicado en el que se especifica la cantidad.

El acuerdo es con las autoridades federales, así como con los estados de Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas y más de 400 gobiernos locales. Los pagos se extenderán en 18 años.

La secretaria de Justicia estadounidense, Loretta Lynch, se felicitó este jueves del "mayor acuerdo" de indemnización con una empresa en Estados Unidos.

"Hoy estoy contenta de poder decir que después de haber tenido discusiones productivas con BP durante estas últimas semanas hemos llegado a un acuerdo de principio", dijo Lynch en un comunicado.

El acuerdo "resuelve de manera equitativa y completa las denuncias del Estado federal y de los estados, por ejemplo las que tienen que ver con daños causados a los recursos naturales", añadió.

"En el caso de que sea aprobado por la corte, este acuerdo sería el mayor con una única entidad en la historia de Estados Unidos. Ayudaría a reparar el daño causado a la economía del Golfo, la industria de la pesca, los pantanos y la fauna", según Lynch.

Distribución de las multas 

De los 18.700 millones de dólares que saldará BP en multas, 5.500 responden a denuncias civiles, 7.100 millones serán abonados al Estado federal y a los cinco estados afectados por los daños al medio ambiente, 4.900 millones para compensar la repercusión negativa sobre la economía de la marea negra y otros 1.000 millones por demandas de autoridades locales.

Este acuerdo tienen lugar dos días después de que BP sufriera un revés ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

El más alto tribunal de Estados Unidos rechazó el martes la pretensión del grupo de limitar las demandas de indemnización tras un fallo de primera instancia de 2012 que le ordenaba pagar miles de millones de dólares a los habitantes y a las empresas afectadas.
?