Millones de brasileños se despertaron este jueves sin la aplicación WhatsApp, tras la inédita decisión de una jueza del estado de San Pablo de suspender por 48 horas el uso del popular servicio de mensajería y telefonía.

El fallo ha provocado indignación en Brasil, donde millones de personas intercambian mensajes de texto, voz, videos y fotos de manera gratuita con esta aplicación instalada en sus teléfonos inteligentes para evitar los altos precios de las operadoras móviles.

El fallo de la jueza Sandra Regina Nostre Marques, de la ciudad de Sao Bernardo do Campo, buscaba hacer cumplir un viejo pedido de la justicia para acceder a datos personales de usuarios en un caso bajo sumario.

"La decisión fue proferida en un proceso penal que sigue con sigilo judicial. Eso porque WhatsApp no atendió una determinación judicial el 23 de julio de 2015. El 7 de agosto, la empresa fue nuevamente notificada, siendo fijada una multa en caso de no cumplimiento", indicó en un comunicado la justicia del estado de San Pablo.

Como WhatsApp ignoró las intimaciones, la fiscalía pidió el bloqueo a la jueza basada en la ley del marco civil de internet, y ésta accedió.

El sindicato de las empresas de telefonía móvil confirmó que recibió la orden y que estaban "obligadas" a cumplirla, dijo al sitio G1 de Globo su presidente, Eduardo Levy.
?