Escucha esta nota aquí

Desde que el precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump realizase sus polémicas declaraciones en contra de los mexicanos, la piñata con su imagen es una de las más solicitadas para fiestas, para "agarrarla a palazos" por su visión sobre los inmigrantes.

"En estos 14 años que tenemos haciendo piñatas es la primera vez
que vemos un personaje con tanta demanda", señaló Gustavo
Magaña, propietario del negocio familiar Mini Bazar Yamima en San
Diego, California (EE.UU.) donde este modelo se ha convertido en el
más vendido
.

El primer cliente en solicitar una en esta tienda lo hizo dos días después de que el empresario anunciara su candidatura a la Presidencia en junio pasado con un controvertido discurso en que lanzó duras críticas hacia México y los inmigrantes procedentes de dicho país.

"México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a
gente con un montón de problemas (...). Están trayendo drogas, el
crimen, a los violadores
", afirmó entonces el magnate.

Lee más: Trump lanza candidatura con duro discurso antimexicano

Un favor a los comerciantes

Desde aquel día la demanda por adquirir esta piñata ha ido en aumento, al grado que es muy difícil encontrar una disponible a la venta si no se hace el pedido con anticipación. "Se están pidiendo constantemente; la que haga se va, no se queda ninguna", refirió el comerciante, oriundo de Jalisco (México).

"El señor queriendo hacer un mal nos hizo un bien económicamente
porque nos ha puesto a vender muchas piñatas", resaltó Magaña, quien
vende este producto por entre 30 y 45 dólares, dependiendo de la
técnica de elaboración, ya sea cubierta en papel maché o pintada a
mano.

Los comerciantes esperan que la demanda de estas piñatas aumente después de los ataques a México y los inmigrantes que hizo
Trump en el primer debate republicano realizado este jueves.

Te puede interesar: Los Simpsons también se burlan de Trump