Escucha esta nota aquí

El virus del chikunguña se propaga en Santa Cruz y las autoridades de salud no descartan declarar alerta naranja si es que los casos siguen en aumento. Ayer el Servicio Departamental de Salud (Sedes) confirmó otros nueve casos, por lo que el número de afectados alcanza a 13. Santa Cruz es el único departamento que registra casos de este mal.
El director del Sedes, Joaquín Monasterio, precisó que estas personas dieron positivo a las pruebas de PSR y algunas de ellas no presentaron síntomas y otras desarrollaron cuadros leves.
Se trata de pacientes adultos, con edades que oscilan entre los 30 y 46 años, y que están bajo vigilancia médica en sus domicilios. Todos viven en la Villa Primero de Mayo.
“Afortunadamente no hemos tenido niños ni ancianos infectados, todos los pacientes se encuentran estables”, dijo la autoridad de salud, al agregar que la letalidad de la enfermedad es baja, aunque es muy dolorosa. Según la OMS, el chikunguña tiene una tasa de letalidad del 0,7 por cada 10.000 enfermos, es decir, que no alcanza ni a un fallecido por esta cantidad de afectados, mucho menor que el dengue.
Monasterio dijo que está latente la posibilidad de declarar alerta naranja en Santa Cruz, a fin de disponer de más recursos económicos y de más apoyo para el control del mal.

Campaña masiva en la Villa
Como medida de control inmediata, las autoridades de salud tienen planificado ingresar el próximo miércoles con una campaña ‘agresiva’ a la Villa Primero de Mayo, donde se ha registrado el foco.
Las tareas contemplan la eliminación de criaderos de mosquitos y fumigación. Será un trabajo conjunto entre el Sedes, la Alcaldía municipal y el Ministerio de Salud. Se tiene previsto que las brigadas vayan acompañadas de médicos que se encargarán de la detección de casos y de la toma de muestras.
El jefe del Sedes dijo que esta labor se extenderá después a las zonas de mayor infestación larvaria, una vez que se conozcan los resultados de la encuesta entomológica que actualmente está en curso.
La autoridad de salud dijo que el aumento de los casos no debe extrañar porque el virus ya está circulando en Santa Cruz y no se está pudiendo controlar al mosquito transmisor. En este sentido, insistió en que es fundamental el apoyo de la población, que debe asumir su responsabilidad en la limpieza de su hogar.
“Es la gente en las casas donde tiene que eliminar los criaderos de mosquitos. Es la única forma de poder frenar esto que puede ser un brote epidémico y puede obligarnos en los próximos días alerta naranja”, dijo Monasterio.
Por su parte, el responsable de Alerta Temprana de la Alcaldía cruceña, Gery Bustamante, también hizo un llamado a los vecinos para que cooperen con las brigadas, abriéndoles sus casas y ayundándoles en la recolección de los recipientes que acumulan agua de lluvia. Bustamante recordó que la responsabilidad ahora es doble, ya que un mismo mosquito transmite el chikunguña y el dengue.
Por ahora, la Alcaldía está abocada a la limpieza de canales y de áreas verdes en toda la Villa Primero de Mayo.

No automedicarse
A su vez, el gerente de Epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez, pidió a la población acudir al centro de salud tras los primeros malestares y evitar la automedicación.
Tórrez manifestó que los síntomas del chikunguña son similares a los del dengue, aunque el primero resulta ser más doloroso que letal, dados sus síntomas en las articulaciones, los cuales pueden persistir de manera crónica.
El especialista señaló que este virus también conocido como ‘fiebre del hombre retorcido’ tiene su origen en África desde hace 70 años, pero es nuevo en los países americanos. El virus es transmitido a través de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, este último no existe en Bolivia.
El epidemiólogo añadió que en la actualidad no existe un tratamiento y que la única forma de prevenirla es evitar por completo las picaduras de mosquitos