Escucha esta nota aquí

Justo cuando los gremialistas están en pie de guerra y marchan desde el mercado Abasto para rechazar el traslado de los ambulantes del centro de abastecimiento, Angélica Sosa no se encuentra en Santa Cruz, se fue a Bogotá (Colombia), a un encuentro católico.

La presidenta del Concejo se había mostrado como la cabeza del traslado. Incluso había realizado inspecciones nocturnas rodeada de gendarmes y funcionarios municipales, pero hoy, cuando los periodistas la buscaban para que opine sobre la radicalización de las medidas de los gremialistas, una funcionaria anunció su viaje.

"La presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, no está en la ciudad. Viajó a Bogotá, Colombia, invitada por la Iglesia a participar del “Encuentro de Católicos con Responsabilidades Políticas al Servicio de los Pueblos Latinoamericanos”.

La atención de los medios de prensa está a cargo del secretario de Comunicación, Jorge Landívar, quien hasta ahora no se pronunció sobre la marcha.

Sin embargo, la presidente del Concejo, en contacto telefónico desde Colombia con EL DEBER, manifestó que órgano deliberante sigue abierto al diálogo. "Esta posición de no ordenarse no es de todos, estos actos de vandalismo y de intolerancia, esto obedece a unos cuantos gremiales que a nombre de llamarse federaciones o asociaciones lucran del espacio público y lucran de los propios gremiales", agregó.

Respecto a su viaje indicó que "debería ser un orgullo para todos que soy la única representante del departamento, mañana soy expositora".