Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, promulgó un decreto que reduce drásticamente los gastos de funcionamiento de esa institución.

La causa que habría llevado a la autoridad a emitir la norma, este miércoles a la tarde, es el reajuste del presupuesto de la Gobernación que estaba programado –por la anterior gestión- hasta el 2019.

Los gastos de funcionamiento son sólo una parte del presupuesto de la institución, por lo que el decreto no afecta las inversiones. La normativa está enfocada en reducir planillas de personal, compra de servicios y suministros en diferentes rubros, principalmente.

Con la austeridad no caerán proyectos, tiene que ver con el funcionamiento, no la inversión”, manifestó Oliva durante una rueda de prensa.

Los gastos en cifras

El exdirigente cívico de Tarija, Waldemar Peralta, compartió en su cuenta de Facebook el detalle de los gastos realizados por la gestión anterior:

"Estos últimos 4 años nuestro departamento gastó 1.455 millones de bolivianos en sueldos de funcionarios, consultores y personal eventual:

• 161 millones en combustible y lubricantes para vehículos.
• 100 millones en alquiler de ambientes, equipos y maquinarias.
• 83 millones en papel, útiles de escritorio, equipos y muebles de oficina.
• 62 millones en pasajes y viáticos.
• 44 millones en equipos de computación.
• 70 millones en refrigerios y alimentación.

Estamos hablando sólo de gastos de funcionamiento en 4 años. Esto es una locura, ningún departamento gastó tanto y era hora de ponerle un fin", publicó Peralta.

El objetivo

Según se lee en la disposición general del decreto, se establece "la política de austeridad y disciplina fiscal del Órgano ejecutivo del Gobierno Departamental Autónomo de Tarija dictando las medidas para el uso eficiente, transparente y eficaz de los recursos públicos así como las acciones de disciplina fiscal y financiera en el ejercicio del gasto público de las gestiones 2015 y 2016".