Escucha esta nota aquí

Respondieron a la carta de los médicos. El ministro de la Presidencia, René Martínez, reiteró la posición del Gobierno para entablar el diálogo con el sector en conflicto: que se levanten las medidas de presión.

La autoridad remitió una nueva misiva que contesta a la que fue enviada hace algunas horas por los galenos. Esperan una reacción positiva de la dirigencia para iniciar conversaciones por tiempo y materia y así poner fin al problema.

El titular detalló que el perjuicio a la población es grande, debido a que en más de un mes de paro se suspendieron entre 8.000 a 10.0000 cirugías, 38.000 consultas y existen más de 890.000 pacientes "desesperados en atención".

También te puede interesar: Médicos aceptan dialogar con Evo sin levantar su protesta

Martínez señaló que la nota remitida por el Colegio Médico de Bolivia reitera que están abiertos a un diálogo con el presidente Evo Morales pero sin suspender su huelga. Explicó que no se puede abrir ningún espacio de encuentro bajo esas condiciones.

Advirtió la existencia de "desesperación, impotencia y dolor" por parte de la población, que a su juicio "suplica" que no haya pérdida de vidas producto de la suspensión de la atención en centros médicos.

Enfatizó que como Gobierno siempre estuvieron predispuestos a dialogar y volvió a apelar al "lado humanitario" de los profesionales en salud para que depongan su paro, retomen la atención y acudan a buscar una solución al conflicto. 

Mira esta otra noticia: ¿Qué dice el artículo 205 del Código Penal?

Concluyó señalando que una vez que las medidas de presión sean levantadas existirá un llamado inmediato para una reunión con el presidente Evo Morales y avanzar en la solución del lío que surgió por la creación de una Autoridad de Fiscalización y el artículo 205 del Código del Sistema Penal que sanciona la mala praxis.