Escucha esta nota aquí

La quema de iglesias continúa este sábado en la capital de Níger, Niamey, con al menos una decena de iglesias incendiadas, mientras los ulemas musulmanes del país llamaron a la calma tras los nuevos disturbios por las caricaturas de Mahoma. La segunda jornada de disturbios causó 5 muertos, según confirmaron autoridades del Gobierno

Según pudo constatar Efe en el lugar, al menos seis iglesias
fueron incendiadas mientras varios testigos presenciales elevaron la
cifra a al menos una decena.

El balance son los disturbios fue de cinco muertos, todos ellos civiles, cuatro de los cuales murieron en las iglesias y en los bares" en la capital, dijo Mahmadou Issoufou, presidente de Níger, según informa AFP.

El presidente Issoufou también puntualizó que el viernes murieron cinco personas y no cuatro, como se había informado, en la primera jornada de incidentes contra las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario fracés Charlie Hebdo.

Los teólogos musulmanes pidieron a través de la radio nacional el
cese de la violencia e instaron a los manifestantes a hacer prueba
de la "tolerancia del islam
y de poder convivir en paz con la
comunidad cristiana".

Este llamamiento se produjo tras una reunión entre los teólogos
musulmanes con el primer ministro de Níger, Brig Rafini, y los
ministros de Interior, Hassouni Massaoudou, y de Justicia, Marou
Amadou.

Los ulemas indicaron en su llamamiento que el Gobierno presentó
sus disculpas a la población por la presencia del presidente del
país el domingo 11 de enero en la manifestación de París
en la que fueron mostradas algunas caricaturas de Mahoma.

En esta nueva jornada de protesta, un número indeterminado de
personas resultaron heridas
por los enfrentamientos entre los
manifestantes y las fuerzas del orden que procedieron al uso de
gases lacrimógenos, pero ninguna fuente oficial informó sobre la
existencia de víctimas mortales.

La embajada de Francia en Níger pidió a sus ciudadanos que
aumenten la vigilancia y no salgan a la calle.

También varias tiendas de venta de bebidas alcohólicas, locales
de juego de azar, dos vehículos de policía y neumáticos fueron
incendiados, lo que provocó nubes de humo visibles desde varios
puntos
de la ciudad.

Este viernes cinco personas murieron en violentos enfrentamientos en la ciudad de Zinder, en el centro-oeste del país, después de una
manifestación convocada para condenar la presencia del presidente
del país el pasado domingo en la manifestación de París por los
atentados yihadistas que causaron 17 muertos.

Los manifestantes protestaron por el último número del semanario
"Charlie Hebdo", en cuya portada se ve a Mahoma entristecido y
derramando una lágrima
mientras muestra el lema "Je suis Charlie"
(Yo soy Charlie), bajo el titular "Todo está perdonado".

El mundo musulmán, tanto en su rama mayoritaria suní como en la
minoritaria chií, ha reaccionado con ira a la publicación del
último número de "Charlie Hebdo"
, reproducido por varios diarios
europeos y que han considerado una provocación.