Escucha esta nota aquí

Durante su informe oral presentado al pleno del Senado, la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, informó que de los 3.197 millones de bolivianos ingresados a las cuentas del Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas (Fondioc) para el periodo 2006-2014, queda en caja un saldo de 1.855 millones de bolivianos.


La oposición lamentó que el Ministerio de Economía y Finanzas no haya congelado las cuentas de la entidad desconcentrada a pesar de haber funcionado sin estados financieros aprobados, ni Planes Operativos Anuales (POA). Unidad Demócrata en el Senado dijo que la información proporcionada por la ministra es valiosa, pero no suficiente.

En respuesta a la solicitud del informe oral presentado por el presidente de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígenas del Senado y jefe de la bancada opositora de Unidad Demócrata (UD), Óscar Ortiz, por las irregularidades detectadas en el manejo de los recursos del Fondioc, la titular de desarrollo rural se hizo presente para responder a un cuestionario de once preguntas que no fueron disipadas en su integridad.

La autoridad gubernamental señaló que de acuerdo a los extractos de cuentas consignadas entre el 2006 a 2014, se concluye que de un total de 3.197 millones de bolivianos, se registraron egresos por un total de 1.342 millones de bolivianos, con lo cual quedó un saldo de 1.855 millones de bolivianos.

En su calidad de presidenta del directorio del Fondioc, Achacollo insistió que no podía votar dentro de las reuniones para la toma de decisiones, y que sólo las ocho organizaciones sociales miembros podían aprobar proyectos y presupuestos. “Los proyectos han sido elevados desde sus organizaciones, y al último fueron aprobados por el director ejecutivo”, dijo.

En cuanto a las millonarias transferencias de recursos del Fondo a favor de cuentas personas de los dirigentes de las organizaciones sociales, Nemesia Achacollo dijo que como presidenta del directorio no veía esos temas y que fueron las propias organizaciones, de acuerdo a sus organigramas, las que ejecutaron estos movimientos bancarios.

Sin embargo señaló que se espera que se esclarezcan esas transferencias de recursos. “Ellos (los dirigentes) se transfirieron (recursos) y tendrán que responder porque ese tema ya está en manos de la Fiscalía, puedo decir que yo no tengo ningún inconveniente si me hacen el seguimiento, estos fondos son recursos públicos y cada funcionario debe someterse”, señaló.