Escucha esta nota aquí

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, negó de forma categórica la denuncia realizada por el coronel Germán Cardona, que en la víspera la mencionó como una de las tres autoridades que coadyuvaron con sacar las armas de la VIII División del Ejército para montarlas supuestamente en el caso Terrorismo. 

"Seis años de declaraciones continuas de quienes están siendo implicados en el caso Terrorismo, de testigos, de todo el proceso judicial, jamás nunca alguien hizo una aseveración o me involucró en el caso. Nunca, nunca paso eso", señaló la autoridad.  

Montaño lamentó el comportamiento del militar y calificó de fantasiosas las aseveraciones realizadas en la víspera. Dijo que lo único que le importa es que finalice el proceso por separatismo gestado en la ciudad de Santa Cruz.

"No voy a buscar ninguna otra polémica con un señor que no tiene pruebas para lo que ha aseverado (...) Hay una intencionalidad política detrás de todo esto y este señor le está haciendo un favor a quienes no quieren que el caso concluya", agregó. 

En la víspera el coronel del Ejército, hoy en España para solicitar refugio, dijo que la exdelegada presidencial en Santa Cruz, junto al ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana y Raúl García Linera, hermano del vicepresidente, estuvieron  relacionados con el presunto montaje de armas en el caso Terrorismo. 

Montaño informó además que su familia y ella fueron víctima de muchos intentos de atentado durante esa etapa de la historia del país y descalificó por completo al oficial Cardona por haber salido del país. El ministro Quintana evitó en la víspera hablar al respecto.