Escucha esta nota aquí

El reporte más significativo sobre la crecida del nivel de los caudales de agua fue el que se registró a las 11:45 en el río Yapacaní con una crecida extraordinaria de 6,8 metros; en el río Piraí la crecida grande se registró en La Angostura con 2,48 metros.

En Bermejo hay un aumento grande, de acuerdo al Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) el nivel alcanzó 1,81 metros; en El Torno hay una pequeña de 0,85 metros, en Espejo hay una crecida grande con 2,3 metros, la cuenca del río Piraí en las zona de las cabañas tiene una pequeña de 0,6 metros, en el puente Eisenhower hay una pequeña de 1,7 metros.
t
El río Surutú reportó una crecida extraordinaria de 3,3 metros. El Río Grande tuvo una pequeña de 1,28 metros. En el río Ichilo hay una pequeña de 11,5 metros.

“Hoy tenemos una crecida extraordinaria en el río Surutú, Ichilo tiene una pequeña crecida, el río Piraí y el Río Grande tuvieron pequeñas crecidas. Las lluvias van a continuar, hay una preocupación de nuestra parte porque son lluvias continuas, nos  preocupamos porque los niveles de los ríos principales están ascendiendo”, dijo Luis Aguilera, director del Searpi.

La autoridad denunció que no se está respetando la Ley Forestal  y las leyes ambientales municipales y se continúa desmontando las servidumbres ecológicas, y los productores están llevando sus cultivos a las orillas de los ríos, situación que provocará una vulnerabilidad y un latente riesgo de inundación.