El presidente Evo Morales anunció el miércoles por la noche que fue invitado a una reunión con el papa Francisco en El Vaticano, para lo cual realizará un viaje a Roma (Italia) en abril próximo.

"En abril, el próximo mes, he sido invitado por el hermano Papa para una reunión, para algunas actividades en Roma (Italia). Aprovecharemos siempre en comentar y expresar nuestra solidaridad, pero también, como siempre, recibir sus bendiciones", anunció tras participar en un acto de recepción de proyectos en Cobija.

El primer mandatario recordó que cuando conoció al pontífice en Brasil, en su primera visita a América Latina, éste le deseó que continuara adelante y que lo acompañaba "con oraciones y bendiciones", motivo por el cual comenzó a gestionar su llegada a territorio boliviano, hecho que se concretó en julio de 2015.

"Con su visita nos fortalecimos como católicos, pero fue importante su mensaje en la Catedral de La Paz de apoyo al tema marítimo, algo impresionante, es el segundo Papa que apoya esta demanda para que Bolivia vuelva al océano Pacífico con soberanía", rememoró.

Por otro lado, Morales dijo que espera "tener novedades" en su próxima visita a Roma en la reunión que sostendrá con el Santo Padre.

Asimismo, deseó que Francisco continúe luchando por la paz "con justicia social en todo el mundo".