Escucha esta nota aquí

Tras el cruel asesinato del chino Luping Lin el sábado en la puerta de su restaurante en el Plan Tres Mil y las primeras investigaciones de las autoridades judiciales, la fiscal Litzi Torrico explicó que existen tres sospechosos por el asesinato y dos de ellos están detenidos con fines investigativos.

“Actualmente dos personas guardan detención y una tercera está libre con medidas sustitutivas. Lamentablemente Lin pidió protección en su momento y ahora ya no está vivo”, dijo en una entrevista con el canal Red Uno.

Según la fiscal, la familia de Lin no fue la única extorsionada en la ciudad sino que todos los chinos que emprenden algún negocio en la ciudad también son víctimas y existe un tarifario, dependiendo del negocio, en base al que se debe pagar una especie de tributo a la mafia.

“Aparentemente se produjo un robo agravado en 2014 luego también se pudo identificar que era una extorsión para cobrar 5.000 dólares y su esposa se opuso”, dijo.

Se estima que Lin entregó cerca de 100.000 dólares por extorsiones en cinco años.

Víctima de sicarios

Dos pistoleros asesinaron a bala al ciudadano chino (47) el sábado, a las 15:00, en la puerta de su restaurante de pollos Lin, situado en la esquina de la avenida La Campana y la calle 1 del barrio Mauro Bertero, del Plan Tres Mil.