El delantero de Oriente, Pablo Zeballos, marcó la diferencia ante Universitario de Sucre. Su buen control del balón y olfato goleador fueron determinantes para que Oriente sume tres nuevas unidades la noche de este miércoles en el Tahuichi. El cuadro refinero es uno de los líderes del Clausura.

El jugador guaraní, hizo la pausa y manejó los tiempos, pero sobre todo los dos tantos (25' y 41') con los que Oriente hizo delirar a su hinchada. Zeballos, que llegó como el refuerzo estrella para este Clausura, está pagando con goles la confianza depositada por la dirigencia refinera.

"Fueron tres puntos importantes que nos ayudan para seguir en los primeros lugares. En el primer gol, empuje (el balón) antes que ingrese. Pude dejarlo para que sea del compañero, pero pensé que podía venir alguien de atrás. Fue una jugada muy rápida", afirmó el goleador al término del partido.

Zeballos volvió a Oriente después de 12 años. Su bien nivel marca la diferencia en el ataque refinero.