Escucha esta nota aquí

Llamativos murales hechos por jóvenes artistas de Arterias Urbanas, que destacan la fuerza y el empuje de los bolivianos, la riqueza cultural de nuestro país, la variedad en sus productos, además otras temáticas, resaltan la fachada del Centro de Abastecimiento Minorista Sur, conocido como nuevo mercado La Ramada, ubicado en el D-10. Los trabajos forman parte de los últimos detalles que se dan a la gran infraestructura, de más de nueve hectáreas, que en enero del próximo año estará lista para recibir a los comerciantes. La obra está en su fase final, pues registra un 90% de avance.

La presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, que impulsa el traslado de mercados,  informó de que la construcción de este centro de abastecimiento ya está en la etapa final, por lo que las gestiones para la mudanza de comerciantes comenzarán en enero, tal como estaba planificado.

Sosa destacó que este será un lugar con todas las condiciones tanto para mercaderes como para compradores, donde, además, se podrán apreciar más de 100 obras de arte.

El secretario municipal de Infraestructura, Roberto Áñez, informó de que toda la estructura, que abarca 47.150 m2, de una superficie de terreno de 93.540 m2, ya está concluida y ahora se trabaja en los detalles. Se trata de galpones construidos cumpliendo todos los requisitos de ventilación, iluminación y otros aspectos, en los que se usó tecnología moderna para el entramado del techo.

Áñez explicó que actualmente se trabaja en el vaciado del piso y en el parqueo, que tendrá una capacidad para 850 vehículos, es decir, un 5% más de lo que establecen las normas para este tipo de infraestructura, esto con la finalidad de dar mayor comodidad a los compradores.
Agregó de que este centro de abastecimiento cuenta con 4.200 puestos de venta, suficientes para albergar a los comerciantes que hoy copan las calles adyacentes a la avenida Grigotá, entre primer y segundo anillo, y que agravan el caos en la zona.

El comercio será sectorizado, es decir, habrá sectores para frutas y verduras, carnes y comidas, granos y abarrotes y artículos varios.  Además, guarderías, baños, ambientes para la disposición de residuos sólidos, estacionamientos, área de carga y descarga y parque infantil .

El dirigente de los comerciantes minoristas de La Ramada, Róger Labardens, hizo notar que la Alcaldía no ha consensuado el plan de traslado con los gremiales, por lo que el sector ha decidido rechazarlo  hasta que el municipio los convoque a conformar mesas trabajo.