Escucha esta nota aquí

"Una mierda pues", respondió Samuel Doria Medina cuando le preguntaron cómo le fue en el plano empresarial en los últimos años. El empresario sorprendió con esta respuesta durante una entrevista con José Pomacusi en el programa Fama Poder y Ganas.

"Yo he invertido, he creído en Bolivia y he hecho la mayor inversión que se ha hecho en Chuquisaca y este Gobierno arbitrariamente me ha confiscado esa empresa", dijo Samuel Doria Medina en referencia a la reversión de las acciones que poseía en Fancesa en favor del Estado. Una decisión que asumió el presidente Evo Morales en agosto de 2010.

El gobierno le entregó el 33,33% de acciones de la fábrica de cemento Fancesa , que eran propiedad de Doria Medina, a la Gobernación Autónoma del departamento de Chuquisaca.

"¿A qué boliviano se le ha confiscado y sin pagarme, pese a que sacaron un decreto que me pagaban en seis meses, nunca me pagaron", dijo Doria Medina.

El empresario, que en 2014 vendió sus acciones en Soboce y que ahora tiene inversiones en hotelería y negocios de comida rápida, señaló que él se supo reponer del golpe económico que significó la pérdida de Fancesa, pero que se envió una mala señal a los inversores extranjeros. 

Mira el video con la respuesta de Samuel: