Escucha esta nota aquí

Eduardo León, abogado del diputado Rafael Quispe, indicó que ‘por moral’ el director del Fondo de Desarrollo Indígena, Eugenio Rojas, debe dejar su cargo y someterse a las investigaciones por las presuntas irregularidades cometidas en la entidad que dirige.

Ayer, el exdirector del Fondo, Marco Antonio Aramayo, denunció que Rojas presionaba para la aprobación de proyectos y extorsionaba a los comunitarios para recibir el 10% del costo de los planes.
Ante las acusaciones de Aramayo, Rojas admitió que hizo gestiones para que se agilice la aprobación de proyectos en la liquidada entidad, aunque negó que hubiera pedido el 10% de los montos de cada proyecto.
"El denunciante (Rojas) pasa a ser denunciado, por ese tipo de circunstancias moralmente tiene la obligación de apartarse (…) del Fondo Indígena o que se aparte a don Eugenio Rojas", declaró León.

Para el abogado no cabe en la lógica que Rojas represente a la parte denunciante y a la vez tenga una denuncia en su contra por ser parte de las irregularidades /ANF