Escucha esta nota aquí

El directorio del ex Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas Originarios y Comunidades Campesinas, conocía sobre el tráfico de proyectos de la entidad, desde el 2014. Pese a ello, ningún miembro de ese directorio denunció el hecho irregular ni se realizaron auditorías para el caso.

“Vamos a trabajar en mejorar las condiciones del decreto, (en relación a la) preinversión porque tenemos que cortar el tráfico, que se da por la compra y venta de proyectos y no es nada obviamente legal”. “Se ha visto malos dirigentes cobrando a sus hermanos (por los proyectos)”.

“Se ha dado un anticipo a estos proyectos y estos no compraron (lo comprometido)”. Estas y otras aseveraciones se manifistaron durante una reunión de directorio del Fondioc, las cuales están detalladas en forma escrita, dentro del acta de reunión, que se realizó el 17 de febrero de 2014.

En el acta, donde la abogada Nancy Montero actuó como notario de fe pública de Primera Clase Nº 100 del distrito Judicial de La Paz, el directorio hace conocer también la ineficiencia de los técnicos para seguir los proyectos.?En esa misma reunión se había propuesto realizar auditorías internas y externas que no se concretaron.

En el documento se identifican los nombres de todos los miembros del directorio que dirigían el fondo, encabezados por la exministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, y el director ejecutivo de la entidad, Marco Antonio Aramayo.

Casos identificados
Consultado al respecto Joel Guarachi, exmiembro de ese directorio, manifestó haber escuchado denuncias de corrupción vinculadas a los proyectos que se debían realizar en las comunidades rurales.

Sin embargo, apuntó la responsabilidad a Aramayo, por no haber actuado en su momento y lamentó que la exautoridad esté dando información tergiversada de lo que sucedió con las irregularidades en el uso de los recursos.

Llegó a identificar al exdirector como “uno de los beneficiarios de la corrupción”, ya que, según Guarachi, “se mantenía en el cargo de la certificación presupuestaria y a la vez era beneficiario de un proyecto”.

Además -dice- una vez le propuso manejar un proyecto, pero él desistió.
Por otro lado, Aramayo, detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro por responsabilidades en el Fondo, denunció que su vida corre peligro por haber denunciado varios casos.

El diputado suplente Rafael Quispe señaló que había presentado denuncias contra la excandidata a gobernadora, Felipa Huanca, que fue miembro del directorio, que aprobó más de 60 proyectos por lo que “varias personas están en la cárcel, menos ella”.

Auditorías
En diciembre, en una entrevista exclusiva con El Deber, la exministra Nemesia Achacollo declaró que ella había puesto al tanto al presidente Evo Morales de los malos manejos económicos que existían, por lo que “con su consentimiento se hizo una auditoría”, a través de la Contraloría.

Sin embargo, ya en abril de 2015, el contralor Gabriel Herbas aclaró que la primera denuncia que realizó su despacho ante la Fiscalía, en febrero de 2015, se realizó a través de un primer informe de auditoría que no concluyó, sobre la administración del Fondo Indígena.

Cifras que no coinciden
En su informe de agosto pasado, la interventora del Fondo Indígena, Lariza Fuentes, desveló 1.100 proyectos que recibieron Bs 729.1 millones.

Sin embargo, en la reunión de directorio de 2014, el director Aramayo informó de que en ese entonces había 944 proyectos con un financiamiento de Bs 899,8 millones. Entre ambos informes, hay una diferencia de Bs 170,7 millones y 156 proyectos